Cómo se pronuncia Oolong y otras cuestiones no tan elementales sobre el también llamado té azul

Cómo se pronuncia Oolong y otras cuestiones no tan elementales sobre el también llamado té azul

¿Y qué es el Oolong?”, os preguntareis con cara de desconcierto al descubrir una nueva y exótica variedad de té. Aunque ya sé que entre vosotras y vosotros hay ya un aventajado sector en esto del oolong, os vamos a contar un par de cosillas interesante sobre el té azul, esté o no esté (aún) entre vuestros favoritos.

Parece que el Oolong  tiene su origen en China, unos hablan de las montañas de Wuyi y otros de Anxi, hay incluso leyendas sobre cierto emperador al que se quiso complacer en Fujian y para ello modificaron el proceso de elaboración del té verde. Sea como fuere lo cierto es que a día de hoy esta variedad de té semifermentado se produce fundamentalmente en China o en Formosa.

Como os contábamos cuando os hablábamos del Pu erh, todos los tés nos llevan al mismo origen, nuestra querida Camellia sinensis. Veíamos que lo importante  a la hora de obtener un té u otro es el proceso a que se someten las hojas, en el caso del oolong el proceso de elaboración es muy lento y se inicia inmediatamente después de la recolección de las hojas. Lo primero que se hace es dejar que las hojas se marchiten bajo la luz directa del sol, después estas hojas se agitan en una cesta de bambú y se extienden a secar, alternando el agitado y el secado. Transcurrido el proceso de fermentación, las hojas de té, que en el caso del Oolong siempre se usan enteras, son, en algunos casos enrolladas en hojas largas y curvas, y otros prensadas en forma de bola.

Quizás, lo más característico del oolong es que es un té semifermentado, se encuentra sólo parcialmente oxidado, a medio camino entre el té verde, que no está oxidado, y el té negro, que es la variedad de té con mayor nivel de oxidación. No existe un nivel de oxidación exacto, si no que variará de unos tipos a otros según qué tipo de Oolong queramos obtener.

También está entre el negro y el verde en cuanto a la cantidad de teína. El oolong es un té suave y con poca teína, tiene unos 12,55 mg por taza, mientras que el verde tiene unos 8 mg  y el negro entre 25 y 110 mg. El café, para que os hagáis una idea, suele tener entre 80 y 180 mg (cuanto más malo es el café, más cafeína). No hay que olvidar, claro, que la teína es absorbida por el cuerpo más lentamente y por tanto sus efectos se mantienen por más tiempo.

El sabor del oolong, presenta diferente matices según la variedad. En general, a menor oxidación más se parecerán a los tés verdes, pero ya con un sabor más frutal, dulce y con toques a miel, a madera o ligeramente tostado. La diferencia más importante se da entre los Oolong de Formosa (que es como se conoce a Taiwán en el mundo del té), que tiene un proceso de fermentación más largo, lo que hace que sean más negros y con una infusión más oscura y consistente; y los de China, que al tener un proceso de fermentación más corto son de un color verde pálido, que tira más a un marrón anaranjado.  Entre los primeros encontramos el Oolong perla negra Formosa o el Ali San Jade, entre los segundos el Ti Kwan Yin. No obstante, también es posible encontrar oolong de Tailandia o de Vietnam igualmente deliciosos.

También existen los tés Oolongs aromatizados, en la Colonial de Ultramar, podrás encontrar Oolong de albaricoque, Oolong crêps, para lo más golosos, con manzana, canela y albaricoque, el muy especial Milky Oolong o el Oolong premium Ginseng.


La preparación de este té es similar a la de otros: pondremos unos 2-3 gramos de té por taza con el agua a unos 90 grados y los dejamos reposar unos 3-4 minutos. Hay que tener en cuenta que las hojas de té oolong se abren mucho por lo que lo ideal será usar un filtro suficientemente grande que deje espacio a las hojas.

De los beneficios que el oolong tiene sobre nuestra salud también se habla mucho, se dice que es antioxidante y que reduce los niveles de colesterol. También hay estudios que afirman que ayuda a perder peso, que es bueno para la piel o que previene la caries. Aunque nosotros desde La Colonial, , como siempre, lo que recomendamos es disfrutar del elegante sabor de este té.

¡Ah! Por cierto, se pronuncia [u`lon].





Publicado en 24/09/2017 Tés 0 155

Dejar un comentarioDeja una respuesta

Categorías del blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Búsqueda en el blog

Ant.

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Pago